Uno de los aspectos que más nos distinguen como academia de robótica es nuestra variedad de proyectos. En Upgrade School, nos centramos en descubrir las motivaciones de nuestros alumnos  y preparar proyectos basándonos en sus ideas e inquietudes. Por ejemplo Patricia, ha conseguido construir una maquinita de arcade, basada en Arduino, y con una estructura impresa en 3D con varias partes diseñadas por ella misma.

Este sistema electrónico, se compone básicamente de una matriz de 8×8 leds, que utilizamos a modo de pantalla, y de un joystick analógico y varios botones con los que manejamos los juegos que vamos haciendo. También dispone de otra pantalla que usamos para informar al jugador mediante textos, y de un pequeño dispositivo para reproducir sonidos.

Sí, en este proyecto no solo hemos creado una especie de videoconsola, sino que también hemos diseñado y programado varios juegos tanto para 1 jugador como para 2 jugadores, por lo que la programación ha sido uno de los puntos fuertes y de las inquietudes descubiertas en esta clase.

Además de este proyecto, en la escuela tenemos muchos otros como por ejemplo un brazo robótico, o una máquina de pinball. Siempre intentamos enfocar los proyectos a algo que sea interactivo, y si es posible que tenga una parte de juego. De este modo introducimos la gamificación en la robótica, y hacemos que nuestros alumnos disfruten con lo que hacen y vean los objetivos más claros.